miércoles, enero 20, 2010

Atardecer


En noches impacientes
moradores sacan sus sillas a la vereda,
desvelan charlas bajo luces trasmutadas
ofician de dueños en un barrio sitiado.

"El Ojo"

  El ojo El día plomizo enajenaba su vista, fruncía el entrecejo y entornaba los ojos, el verde desbordaba los parques.  Cruzó la calle rumb...