sábado, julio 10, 2010

LA NOCHE DE MI HIJO


No siempre las fotos que saco me salen bién, en este caso debo reconocer que no le hacen justicia a la fuerte imagen que Martin, mi hijo, trasmitía desde su lugar en el escenario.
Esta fue su noche, como serán muchas más a lo largo de su vida, y como no estaré en todas, decidí que valía la pena, al menos para mi ,hacerle un pequeño homenaje por lo que disfruté.
Porque sé lo que le cuesta a Martin hacer música, porque lo veo dia tras dia ensayar, no siempre con fortuna, porque el sueño que persigue es esquivo y difícil de lograr, pero él sigue adelante y se esfuerza por ser cada dia mejor en lo que le apasiona, por no ceder ante el desánimo, por todo esto lo admiro, además de quererlo y agradecerle que sea mi hijo y por muchísismas cosas más le digo ¡ Adelante Martin!, que nada ni nadie te quite tu sueño.

"El Ojo"

  El ojo El día plomizo enajenaba su vista, fruncía el entrecejo y entornaba los ojos, el verde desbordaba los parques.  Cruzó la calle rumb...