jueves, julio 16, 2020

Microrelato : Viaje

Al hombre le habría gustado viajar toda su vida, conforme su condición humilde esto no era posible. En un invierno infinito y lluvioso se inundaron todas las calles de la ciudad y también los hogares. El Agua corría como ríos por dentro de algunas de ellos y en los patios se formaban deltas. El hombre pensó, no sin angustia, que debía aprovechar esta situación y en un santiamén se subió a una cacerola que boyaba siguiendo la corriente rumbo a la calle, mientras navegaba en la corriente peligrosa pensó, que esa travesía lo redimía de un pasado miserable. C.M.

"El Ojo"

  El ojo El día plomizo enajenaba su vista, fruncía el entrecejo y entornaba los ojos, el verde desbordaba los parques.  Cruzó la calle rumb...