jueves, octubre 25, 2012

LA ELENITA DE FRONDIZI

LA CASA TE SORPRENDE EN UN MOMENTO DEL PASEO, RECORREMOS LA PLAYA BAJO EL SOL DE OCTUBRE, DE PRONTO ALLÍ ESTÁ Y  PERFECTA, SOÑADA,  POR EL MATRIMONIO FRONDIZI CUANDO LA CONSTRUYÓ.
ME ACERCO DESPACIO DISFRUTANDO SU PRESENCIA Y UN PERRO DENTRO DE LA CASA ME DELATA, SACO FOTOS, UNA MANERA DE RECORDAR ESTOS MOMENTOS QUE PLANEÉ CON TANTO PLACER.
AHORA EN ELLA VIVE LA SOBRINA DE ELENA ( ESPOSA DE FRONDIZI),SALE A RECIBIRNOS, NOS CUENTA,TIENE UNA PÁGINA QUE LLAMÓ: www.elenita.com .ar.
ATISBA MI MÁQUINA QUE NO DEJA DE DISPARAR BUSCANDO RINCONES, ME INVITA A PONER FOTOS EN SU SITIO, IMAGINA UN ESPACIO DONDE SE CUELGUEN TODAS LAS FOTOS DE LOS QUE PASAN POR EL LUGARS, PERGEÑA UN CONCURSO QUIZÁS.
 LA HA RODEADO DE FLORES QUE CRECEN EN EL SUELO ARENOSO Y RECIBEN DIARIAMENTE LA CARICIA DEL SOL Y EL VIENTO QUE EL MAR PROVEE PARA QUE NO NOS OLVIDEMOS QUE ÉL ES PODEROSO.
EL DUENDE ESCRITOR QUE ME ACOMPAÑÓ A TODOS LOS LUGARES DE OSTENDE QUIERE QUE LO FOTOGRAFÍE, ESO HAGO Y ME DIVIERTO, NO HAY QUE PERDER EL JUEGO DE LA VIDA, EN ESTE MOMENTO ESTOY TÁN FELÍZ COMO UNA NIÑA.
                                                                                                                                   C.M
© fotos Cecilia Maidana

martes, octubre 23, 2012

VIEJO HOTEL OSTENDE

 

Diciembre de 1914, se inaugura el hotel que alcanzará su historia literaria. 

Dicen que Antoine de Saint Exupery escribió sus primeros textos . Adolfo Bioy Casares y Silvina Ocampo escribieron la novela Los que aman, odian, que transcurre aquí.

El escritor se trasladó a Ostende para contar su visión del lugar y la historia que se derrama ondulada por las palabras,  como las dunas.

 

 El viejo Hotel Ostende, otrora llamado Thermas Hotel, es junto al mar, y las dunas la trilogía perfecta para convertirse en simbolo.

La historia cuenta que a pesar de las dificultades que había en la época para la edificación, debido a las sudestadas y el movimiento de las arenas de los médanos, el hotel logró inaugurarse el 15 de diciembre de 1914. A partir de entonces, se constituyó en símbolo de Ostende. Los hermanos Pallavidini, sus propietarios, lo convirtieron en el lugar preferido por los turistas de todas las clases sociales. Cuentan que en  las sudestadas, las propiedades de la zona quedaban semi enterradas en los médanos y durante mucho tiempo hubo que ingresar al hotel por medio de tablones a través de una ventana del primer piso”.

"COMO UNA BALLENA BLANCA ENCALLADA EN LAS DUNAS ESPERA LA LLEGADA DE LOS SOÑADORES DEL MAR".

  Esquina de Biarritz y Cairo y,  la fachada se mantiene prácticamente igual. El hotel se encuentra en funcionamiento.

Su sólida construcción, sus pasillos laberínticos, sus muebles y decorados de la belle epoque le dan un aspecto novelesco; la imaginación se recrea en la sensación de tiempos más pausados y placenteros.  

  Es en el arbolado jardín donde se aprecia el olor del mar, en la umbría soledad que rodea el hotel, cubierta de enredaderas que se extienden como las historias que pululan sobre este lugar .Espacio creador, y evocador de tiempos pasados, un damero ofrece orgulloso su pátina lúdica.En el jardín Alicia corre tras el conejo, cayendo en profundos pasadizos y desapareciendo en curiosas ventanitas cubiertas de verde esmeralda.

 

 
Es unos de los hoteles literarios de nuestro país, convoca y provoca historias, y conserva esa magia en todas las actividades culturales y literarias que ofrece año tras año.Se convoca a escritores, cineastas, conciertos, talleres y muestras de arte.

 

" Entre las dunas y el mar, el hotel acumula historias y personajes que pueblan sus noches blancas y vacias".



Dicen que fue en un papel con membrete del hotel que Antoine de Saint Exûpery escribió sus primeros textos durante los dos veranos que pasó en la Argentina, hospedado en la habitación 51 de la torre:

Un pequeño cuarto con su bañito interno ya no está disponible sino como museo,  todo se supone tal como lo dejó el escritor. Quizás fue en su estadía en la Patagonia,como director de la Aeroposta Argentina, el narrador-aviador recogió las imágenes que inspiraron gran parte de su obra, se pretende  que Saint-Exupéry habría escrito sus primeros textos sobre papel membretado del propio hotel. Finalmente el texto increíble de El Principito, se relaciona  con el hotel y el balneario.Su creador fue declarado en el 2000 en Pinamar  póstumamente ciudadano ilustre,  en el centenario de su nacimiento.

 


Mariano Llinás, en su película Balnearios, evoca de una manera melancólica y romántica la vida solitaria de las poblaciones costeras, que esperan el verano para recobrar el efímero esplendor.

"Tengo para mi que estas dunas son el esplendor y que nosotros vamos en busca de él con la ansiedad del sediento".

  ©Cecilia Maidana. ( las fotos pueden ser solicitadas a santace @gmail.com)