viernes, marzo 05, 2010

Perdidos en Palermo I


Casas bajas, exánimes rastros de manos
Colores que pinto el tiempo
Ladrillos ,
grietas y nacimientos osados
en sus bordes asoma hirsuta planta de helecho
manchadas de palabras
cultura urbana recorriendo su frente,
ventanas de rejas
la calle se adelanta entre sus barrotes sin artificio
Resaca adherida a la tierra
Intento inducir el recuerdo para el futuro
Imaginar un dilatado predio poblado por ellas
Despavoridos de su chatura justifican el escándalo de su desaparición
Que apuntalan sus muros, ¿a no ser la memoria de
sus moradores muertos?
CM

"El Ojo"

  El ojo El día plomizo enajenaba su vista, fruncía el entrecejo y entornaba los ojos, el verde desbordaba los parques.  Cruzó la calle rumb...