viernes, marzo 05, 2010


Circunstancial y patético
con su carrito cuentero,
exponente de antecesores menos extravagantes
Errante ,obstina nuevos rumbos ,
ofrece su vientre,
joyas vetustas para mentes melancólicas .
Perón y Evita , recuerdos manoseados
linterna mágica, deleite del pequeño Proust.

"El Ojo"

  El ojo El día plomizo enajenaba su vista, fruncía el entrecejo y entornaba los ojos, el verde desbordaba los parques.  Cruzó la calle rumb...