jueves, febrero 12, 2009

El SUR

Rescatada de usos y costumbres, en el suelo, apoyada,
su cuerpo andrógino como una cosa más.
con su cabeza rapada y sus ojos condenados a simular la mirada.
alejada de las simetrías de la realidad,
Ella vive en la eternidad del instante.
C.M.