domingo, noviembre 15, 2009

La cocina







En el espacio mágico de la cocina, en un tiempo sin realidad, pensaba que los deseos de su madre se guardaban en frascos trasparentes en la alacena. Allí, escondidos entre cristales multicolores, interpolados con frascos de dulces y confituras, o especias y untuosos licores que destilaba durante el año con los que domaba su rebeldía y negaba su conformismo.
Cuando ella fue grande, ahíta de colores y sabores, cuando la magia se había disipado, entró en esa calculada distribución del amor de su madre. La madre que todo lo da repartía licores de café, de mandarina, de chocolate o de huevos, así como bombones de zanahorias y chocolate.
Regia en el hacer atrapaba voluntades con ribetes de primoroso crochet, desplegaba como una gran araña sus patas y con cada una de ellas abarcaba años de inquietud y vivencias imposibles. Trazado de un dibujo dentro del dibujo que resaltaba con diminutos cristales multicolores, ficciones en cajas pintadas a manos.
El colmo de su amor, de su don, era el tejido de una manta de grandiosidad emotiva. El poder cobijaba solo a los elegidos.
Como un rompecabezas armaba la estructura de una gracia que enajenaba al escogido. Un tejido de emociones, pasiones, y múltiples filamentos que eran considerados privilegios. Ella tejía palabras de amor, hilvanaba palabras de odio y en su conjunto era una cesión absolutamente arbitraria.
Al final, sus manos respondiendo a un enigma, a un trazado errático ya no pudieron seguir una línea o realizar con decoro un dibujo.

martes, octubre 27, 2009

ESPLENDOR






En este tiempo de madurez mis incursiones interiores nada tienen de voluntarias. Un viaje intempestivo a una villa y un viejo muelle de madera rústica ocuparon de pronto el lugar de transporte a un pasado lejano.
Sentada al borde de una depresión que hacía suponer un lago en tiempos de generosidad de lluvias advertí el pequeño muelle. Lenguas de fuego en el ocaso transportaron a mi espíritu viejas impresiones pertenecientes a un tiempo inmemorial.
Aunque no fue hasta horas en que de golpe el sol ocultó su cara generosa y mutando el brillo de la vida en lenguas brumosas de gris, anunciando el cese de su esplendor que el espacio se cubrió entonces de oscuros presentimientos y la paz se tiñó de melancolía.

lunes, mayo 25, 2009

SOY EL ESBOZO DE UNA OBRA IGNORADA

Me pienso en palabras, me siento en suaves corrientes, me desvelo en miradas, creo en un plus que me excede, intangible como lo real mismo.
C.

domingo, mayo 24, 2009

EL MURO

Bajo un cielo plano, con su punto en fuga, la calle me brinda su exterioridad íntima. Nuevos dibujos incomprensibles, coloridos, sensuales se presentan a mi lente, seduciendo con un lenguaje que no es mío, pero hecho para mi.
Autor y observador, compartimos el mismo muro, el mismo tiempo y espacio.
No basta la mirada, es fugáz, necesito de la repetición del momento en que me conecto con su hacedor. Pone en juego mi pasión, la cámara ese instrumento vejatorio, es aliada al instante de atrapar una vez más el mensaje que aguarda.

sábado, marzo 28, 2009

viernes, marzo 27, 2009

En la vecina mesa alguien se espejiza frente a un niño,
sonrie en un momento de indefención

viernes, marzo 13, 2009

jueves, febrero 12, 2009

EL SUR

En la calle como un largo zaguán infinitamente adoquinado
en un mundo más antiguo
que mis ojos no registraron
entre las cosas casuales y los sueños
de las ciudades
mora un sol amarillo ancestral.
C.M

El SUR

Rescatada de usos y costumbres, en el suelo, apoyada,
su cuerpo andrógino como una cosa más.
con su cabeza rapada y sus ojos condenados a simular la mirada.
alejada de las simetrías de la realidad,
Ella vive en la eternidad del instante.
C.M.