jueves, febrero 01, 2007

UNA VISITA NOCTURNA AL DRAGÓN ROJO

Lala Sanchez Oesterheld
Que no los engañe su sonrisa, esta mujer, ha vivido, ha ido al infierno y ha sobrevivido.
Palitos chinos y Fredy
La mirada detiene el tiempo, el instante justo antes de que el sabor de la salsa se interne en cavidades y se mezcle con otros jugos , el instante donde la fantasía se convierte en sabor.




Amigos..., como les decía nunca pierdo la oportunidad de llevar a algún amigo a cenar al barrio, saben, el Chino, en este momento estoy un tanto alejada de Palermo Soho-hollywood. Anoche llevamos a nuestra hermosa amiga Lala Sanchez Oesterheld a cenar, es una lástima que ella come tan poquito, pero le hicimos probar varias cosas y prometíó volver la semana próxima, con Tomy, que será otra excusa para estar juntos y charlar.
También aproveché para sacar fotos con mi celular, es algo de lo que nunca me voy a arrepentir, -el haber comprado un celu con cámara-, me permite sacar en cualquier momento y de sorpresa cuando surge la foto instantánea, de esas que me gustan tanto. Si bién tengo mi cámara tipo profesional y la uso mucho, el celu me da la libertad de olvidármela a veces, y que cuando algo me asombra o me gusta, igual pueda tenerlo en mi carpeta de fotos. Es de estas cosas que han surgido con la sociedad de consumo, muy de inmediatéz, de tener ahora, "YA", lo que quiero. ¡HAAA!! QUE DIRÍA CARTIER BRESSON de esto?,quizás nada, pero no puedo dejar de pensar en cierto malestar frente a estos arribistas de la imágen, sic ...entre los que me encuentro. De cualquier manera es un placer que una vez adquirido formó una vía regia en mi aparato psíquico, y no pienso ir al analista por ello, sinó más bién disfrutarlo.