jueves, junio 29, 2006

LA PARED

Como siempre que uno sale a la calle con una cámara, no sabe en que se detendrá o qué lo detendrá. Siguiendo con mi último viaje a Santa Fe, mi ciudad, decidimos como en otras oportunidades ir a un lugar, es una vía del tren que está amorosamente cuidada y llenas de hermosas plantas donde es un placer sacar fotos, diría que indefectiblemente en cada viaje he sacado algo que valga la pena de ver. En esta oportunidad mirando los muros de una casa me sentí atraída por lo que veía y no sabía que veía. Eran imágenes no muy claras pero llamaron poderosamente mi atención, estaba con otro fotógrafo por lo que le pregunté o le comenté que yo allí veía algo, él en cambio no le dió importancia a esto. Decidí entonces sacarle fotos, al comienzo pensaba ¡es una cabeza con un sombrero!. A medida que avanzaba en las tomas me dí cuenta de que era la historia de una metamorfosis, que poco a poco se fue formando en mi retina, el resultado está a la vista.