jueves, junio 29, 2006

LA PARED

Como siempre que uno sale a la calle con una cámara, no sabe en que se detendrá o qué lo detendrá. Siguiendo con mi último viaje a Santa Fe, mi ciudad, decidimos como en otras oportunidades ir a un lugar, es una vía del tren que está amorosamente cuidada y llenas de hermosas plantas donde es un placer sacar fotos, diría que indefectiblemente en cada viaje he sacado algo que valga la pena de ver. En esta oportunidad mirando los muros de una casa me sentí atraída por lo que veía y no sabía que veía. Eran imágenes no muy claras pero llamaron poderosamente mi atención, estaba con otro fotógrafo por lo que le pregunté o le comenté que yo allí veía algo, él en cambio no le dió importancia a esto. Decidí entonces sacarle fotos, al comienzo pensaba ¡es una cabeza con un sombrero!. A medida que avanzaba en las tomas me dí cuenta de que era la historia de una metamorfosis, que poco a poco se fue formando en mi retina, el resultado está a la vista.








UNA VISITA A MI ALDEA

Boulevard Pellegrini 2389

Cada vez que viajo a mi ciudad en la provincia de Santa Fe algo me conmueve, las imágenes que puedo traer me motivan y me expongo sin remedio a sentimientos encontrados. El lugar en que uno ha pasado su infancia, la adolescencia feroz y los amores tempranos, la familia, es el último refugio cuando me siento irremediablemente nostálgica. Pero siempre traigo conmigo parte de ese tan personal universo, fotos y más fotos cargo en las tarjetas, sé que algo de todo eso resonará cada vez que las mire.

UN SEÑOR LLAMADO LEON FERRARI


Para los que no frecuentan con asiduidad el arte, para los que ignoran la labor de los artistas, para los que simulan no ver, ni oir, ni sentir. Mas allá de las palabras a veces alguien logra con- movernos.

EL ANIMAL SOÑADO POR BORGES

Quizás todos hemos soñado con un animal que pobló nuestras noches como un intruso en casa ajena. Sinembargo nuestros sueños por más locos que nos parezcan son la condensación de experiencias, vivencias, imágenes y resultado de fantasías. Tengo para mi que el niño Borges soñó con él y aunque su forma no sea ni terrible , ni fantástica, no por eso fue menos aterrorizante.
Con esta foto pretendo advertirlos que en este blog tendrán que abusar de su mirada y ser críticos, pacientes, benévolos y porqué no...disfrutar.